viernes, 27 de febrero de 2015

Asociación Blogger

¡Hola!

Hace unos día buceando por la red, encontré esta iniciativa tan buena. Se trata de un grupo de bloggers que ha decidido crear una asociación para ayudar a otros blogs y entre ellos ¡Yo ya me he apuntado! 



Si estás interesado en esta iniciativa pincha AQUÍ  y únete.

Un saludo, 

Lupe




¡Si os gustó o no os gustó esta entrada no olvideis dejar vuestro comentario! Mil gracias por vuestra opinión

jueves, 26 de febrero de 2015

Capítulo 7: Buscando una razón

Al principio pensé que se trataba de una broma, divertido levante la vista del papel, ella tenía un sentido del humor muy peculiar, la busqué con la mirada esperando verla escondida detrás de alguno de los árboles de los que había a mi alrededor. Pero no la encontré.

Sin saber muy bien lo que estaba pasando volví a leer la nota que acababa de entregarme el chófer. Entonces caí que no era una broma, se estaba despidiendo de mí. Pero, ¿por qué?

Me senté en el banco que tenía al lado y examiné con detenimiento aquel trozo de papel. Mirándolo atentamente intenté buscar en el las respuestas que me hacían falta. En vista de no encontrar lo que quería rebusqué en mi memoria buscando algún momento en el que la pudiera haber ofendido pero tampoco lo encontré. Frustrado arrugué y tiré la nota al suelo. Necesitaba una explicación y, desde luego, que ella la iba a dármela. Antes de levantarme del banco observé la bola de papel en el suelo. Al fin y al cabo, de momento, era lo único que me quedaba de ella así que la recogí guardándola en el bolsillo.

Caminé hasta su casa con prisa, en mi cabeza no paraba de buscar explicaciones, así que no me importó lo lejos que estuviera. Pensé mil y una opciones, quizás su tío se había enterado, tal vez le había prohibido que nos viéramos pero lo que nunca imaginé fue lo que vieron mis ojos al llegar a su portal.


Allí estaba ella, del brazo de otro hombre, para ser sinceros, bastante más mayor que yo. Tenía el pelo grisáceo y, aunque su estatura era bastante corta, guardaba esa elegancia propia de los hombres de mundo. Observé a la reina de mis pensamientos colgada de su brazo, estaba preciosa, aunque un poco apagada. Sus labios mostraban una nerviosa sonrisa, diminuta y muy forzada. Los hombros tensos y la espalda envarada me acabaron de confirmar su incomodidad. No pude evitar comparar aquella situación con uno de nuestros paseos, ella solía agarrarse de mi brazo mientras me hablaba. Yo la observaba desde mi altura, con paciencia hasta que nuestros ojos chocaban y ella me regalaba una sonrisa amplia y franca. Muy diferente a lo que estaba mostrando a aquel galán de segunda.

En aquel momento no me paré a pensar, me coloqué bien el sombrero como un matador en plena faena y entre sin dudar al ruedo. Me crucé en su camino provocando que aquel tipo se chocara conmigo. Mientras me disculpaba pude ver como Gala empalidecía al reconocerme.


-Señorita Ruiz del Valle, disculpe mi torpeza, ¿se hizo daño?-señale dejando ver que nos conocíamos.
-Desde luego que podría andar usted con más cuidado-protestó el energúmeno con el que había chocado- ¿Conoces a este tipo?
Lo miré directamente a los ojos, ¿quién se creía que era? Antes de que pudiera contestarle, Gala, intervino en aquella situación.
-Este Señor, es Luis Miguel Alarcón. Un buen amigo de mi familia-puntualizó ofreciéndome su mano.

A modo de saludo, le bese la mano. Aquel tipo de protocolo estaba un poco anticuado pero yo disfrute como un niño del momento. Noté como aquel hombre me lanzaba una mirada asesina e incluso me pareció que cuadraba su espalda. Por ello intuí que aquel debía de ser su prometido cosa que la presentación que vino a continuación confirmó.

-Señor Alarcón. Él es Andrés Capdevila, mi prometido.

Por primera vez en mi vida tuve que hacer el esfuerzo de ser educado con alguien. El muy zopenco me ofreció la mano a desgana, sabía que después de aquel encontronazo lo menos que quería hacer era amigos. No obstante, lo que él desconocía es que yo solo tenía ganas de partirle la cara por coger del brazo a Gala. Pero, como os cuento, saqué toda mi diplomacia y le di un fuerte apretón de manos mirándole a los ojos. Nos sostuvimos la mirada el tiempo suficiente para saber que aquel hombre no era ningún cobarde, después esbocé una cínica sonrisa.

-Encantado, Señor Capdevila. Disculpe que le haya arroyado-le dije intentado ocultar mi ironía.
-Lo mismo digo, Señor Alarcón. Espero que sea la última vez.



Sus palabras fueron toda una advertencia, sin duda, se trataba de un hombre territorial. Quizás creyó ver en mí una amenaza, desde luego, no se equivocaba en ello. El juego acababa de empezar, aquel hombre, sin proponérselo, lo había iniciado y yo me jugaba demasiado como para perder la partida.
Leer desde el principio                Seguir leyendo
¡Si os gustó o no os gustó esta entrada no olvideis dejar vuestro comentario! Mil gracias por vuestra opinión

miércoles, 25 de febrero de 2015

¡¡3 puntos colega!! Hablemos de Chicho Terremoto


¡¡Muy buenas!!
Hoy tengo el gran placer de presentaros la reseña que me ha escrito Narcis (@miverteder0). Hace días que quedamos en que yo me leería un manga y le comentaría que me había parecido, podéis encontrarlo aquí. Y él, a cambio, me iba a hablar sobre un manga en el que hubiera una historia de amor ¡Os recomiendo que os le echéis un vistazo a su blog esta muy bien!
Bueno, vamos a ello, espero que os guste tanto como me ha gustado a mí. Sin duda, ¡¡he vuelto a mi infancia!!


RESEÑA CHICHO TERREMOTO

                                ¡3 puntos colega! 

¡Hola a todos!

Ya sé que este no es mi blog, pero es que hace bastante  leí un  manga llamado Chicho Terremoto y os he querido hacer mi reseña. ¡Espero que os guste!

Originalmente este manga/anime se llamaba  "Dash!! Kappei" o "Dashu Kappei" que sería como dijéramos ¡Kappei el Terremoto!. El anime se emitía en Antena 3 y se emitió originalmente en Japón durante el año 1981 y el 1982 (es antiguo…) con un total de 65 cap. Es un manga que mezcla el deporte, el amor, un poquillo de acción, y bastante comedia. ¡Vamos allá!


SINOPSIS

Chicho es un niño enano y bastante "pervertido" que tiene una obsesión por las bragas blancas, es muy divertido y posee un humor muy especial. Entra en el equipo de baloncesto de Seirin High School después de haberle quitado el balón al capitán del equipo, mientras estaba huyendo de lo que parecía ser un supervisor de la escuela. Al principio se niega a entrar, pero consigue una motivación extra que al final se convertirá en su mayor sueño, conquistar a Rosita, una chica guapísima que es la segunda entrenadora del equipo.


Mientras esta en el equipo, Chicho tiene que superar un montón de pruebas y retos para ganar los diferentes partidos. Para superar alguno de ellos desarrolla unas técnicas un tanto extrañas, pero desternillantes.

Aparte del Baloncesto, Chicho tendrá que hacer frente al ping-pong, al tenis, e incluso a la esgrima!!


Es una manga que me ha encantado porque aunque tiene un humor muy absurdo, tiene una historia muy bien hecha. Chicho es un chico muy positivo y no se rinde nunca y por esa razón mientras lo estás leyendo te dan ganas de hacer cosas, te da motivación...

Os recomienda muucho este manga y espera que os guste :)

Narcis

¡Espero que os haya gustado esta entrada ^^! Muchas gracias Narcis, un placer colaborar contigo y espero que volvamos a hacerlo en un futuro.

Mil besos,

Lupe
¡Si os gustó o no os gustó esta entrada no olvideis dejar vuestro comentario! Mil gracias por vuestra opinión

martes, 24 de febrero de 2015

Mis lecturas: Nueve Reglas que Romper para Conquistar a un Granuja


¡Hola a todos!

Hoy traigo un libro que hace tiempo que quería leer. Se llama Nueve Reglas que Romper para Conquistar a un Granuja de Sarah Mclean. Este es el primero de la Saga Love by the Numbers.



En este libro nos cuenta la historia de Lady Calpurnia Hartwell, la perfecta dama inglesa del SS. XIX que jamás hace nada que pueda perjudicar su reputación. Seguir las normas de la rígida sociedad a lo único que le ha llevado a esta joven ha sido a convertirse, a sus 28 años, en una solterona sin ninguna buena posibilidad de matrimonio. Tras el anuncio del compromiso de su hermana, diez años menor que ella, y una conversación con su hermano, el conde de Allendale, decide redactar una lista con las cosas que le gustaría hacer si tuviera libertad para ello.

En esta escandalosa lista se recogen los siguientes deseos:
1.   Besar apasionadamente.
2.   Beber whisky y fumar puros.
3.   Montar a horcajadas.
4.   Practicar esgrima
5.   Asistir a un duelo.
6.   Disparar una pistola.
7.   Jugar a las cartas en un club de caballeros.
8.   Bailar todos los bailes en una fiesta.
9.   Ser considerada hermosa. Una sola vez.

Para llevar a cabo sus propósitos comienza rompiendo una de las reglas más conocidas de la sociedad inglesa del momento. Esta no es otra que la de que una joven de buena familia nunca debe acudir a casa de un marqués de mala reputación con el fin de pedirle un beso apasionado.
El elegido solo puede ser Gabriel St. Jonh, marqués de Ralston, y el único hombre al que ha amado en su invisible vida. Él, que es el perfecto don Juan, ha sabido mantener a raya a todas las mujeres que se le han acercado hasta el momento evitando de esta forma, temporada tras temporadas, ser cazado. Amigo de los escándalos y amante del dar que hablar, es la persona menos indicada para ser relacionada con Callie y su buena reputación ¿Como acabarán tras el encuentro a altas horas de la noche en casa de él?



En mi opinión, esta novela es muy divertida. En ella se nos muestra a una mujer valiente que quiere disfrutar de la vida y deseosa de enfrentarse a los retos que se propone, desafiando a los cánones de la sociedad. Nunca había leído nada de esta autora, y desde luego, todas las recomendaciones que me habían dado han sido acertadas. Esta historia ha conseguido que me riera yo sola, pareciendo más loca de lo que estoy. También que me emocionara y, sin duda, me ha hecho anhelar al guapísimo Ralston.
En pocas palabras, ¡ME ENCANTA! y os la recomiendo. Yo, por mi parte, seguiré leyendo el resto de libros que componen esta saga.

Mil besos,

Lupe.
¡Si os gustó o no os gustó esta entrada no olvideis dejar vuestro comentario! Mil gracias por vuestra opinión

sábado, 21 de febrero de 2015

Capítulo 6: Cita tras cita

Cuando perdí de vista el coche volví a mi casa desconcertado. No sabía muy bien si reír como un loco por la invitación de aquella mujer o gritar de rabia y desconsuelo por ser consciente de su compromiso.

Sin ganas de cenar, ordené que nadie me molestara antes de entrar en mi despacho. Me serví una copa de brandy y encendí un cigarro, por aquella época suponía que era lo mejor para templar los nervios, pero la verdad, es que de poco me sirvió. Medité mirando mi copa durante un buen rato. Intenté distraerme, intenté pensar en mi negocio, en cómo arreglar la pérdida económica que estaba sufriendo, pero nada de esto sirvió. A mi mente venía una y otra vez ella ¿de verdad estaba interesada en mí? ¿Debía contárselo a mi tía? ¿Debía pedirle consejo?


«Por dios, Luís, que eres todo un hombre ¡Compórtate!» Me regañe. Estaba claro que nunca me había visto en una situación como la que estaba viviendo. De normal, no me interesaban las mujeres más que para pasar un rato en buena compañía. Y siendo sincero, para eso estaban las profesionales. Sin embargo, desde el primer día que la vi, todo fue diferente. Ella y su desacuerdo rompieron mi monotonía despertando en mí la curiosidad. Desde aquel momento quise saber más, me moría por arrancarle una carcajada, por ver un brillo especial en sus ojos y por escucharle hablar dejando de lado la ironía.

Era cierto, que lo había descubierto hasta el momento era desalentador pero ella me había brindado la oportunidad de conocerla ¿Por qué lo iba a desperdiciar? ¿Por un compromiso del que estaba huyendo? No tenía lógica que lo hiciera, sería un cobarde si no lo aprovechaba.

Al día siguiente sobre las cinco de la tarde me acerqué a dar un paseo por el Retiro, esperaba encontrar a la responsable de mi desconcierto. Me había pasado la noche prácticamente en vela, dándome ánimos y razones por las que me merecía la pena intentarlo. Esto se tradujo en un desagradable dolor de cabeza que se empeñaba en acompañarme durante el día.

Llegué al banco donde la encontré el día anterior leyendo, estaba vacío. Desanimado di una vuelta por los alrededores sin éxito. Nada, no estaba.

¡Seré estúpido! No sé en que estaba pensandofarfullé enfadado mientras le daba una patada al banco.
¿Estúpido? Puede, pero no creo que más que cualquier otro hombreescuché que decían detrás de mí. No había duda de que era ella, de que me había pillado haciendo el imbécil y de que se estaba riendo, para variar, de mí.

Me coloqué las manos sobre la cintura y miré al cielo ¿por qué no me podía comportar como un ser normal? ¿Tan difícil era? Sopesé salir corriendo de aquel lugar, pero se suponía que era un caballero, ¿o no? Sí, sí lo era y me tenía que comportar como tal, por muy nervioso que estuviera.


Al girarme me enfrenté con su inmutable gesto, estaba sería y me miraba con ojos penetrantes que reflejaban su rabia. Me observó durante unos segundos antes de que sus firmes labios se decidieran a hablar.


¿Ha dejado ya de discutir consigo mismo o va a seguir otro rato?
¿Quién yo? No, para nadadije intentando sonreír disculpe mi poca educación.

Aceptó mi disculpa, y el resto de la tarde se pasó volando. Paseamos por el parque mientras hablábamos de cosas sin importancia. Me asombró lo informada que estaba, conocía a la perfección los problemas que estaban azotando a la sociedad y, se podría decir, que incluso tenía una opinión al respecto. Al despedirnos, más relajado, le pedí volver a vernos. Nos citamos para ese mismo viernes a la misma hora.


Pasaron los días y después de aquellas citas vinieron muchas más. En cada tarde que pasábamos juntos, nos reíamos, lo pasábamos realmente bien. Nos contamos nuestra infancia, incluso hablé con ella sobre la muerte de mis padres.


El tiempo pasaba y yo esperaba cada encuentro con la ilusión que espera un niño la noche de reyes, pero no me atreví a ir más allá de una amistad. Ella, a propósito, evitó hablar de su compromiso. Quizás lo hiciera por miedo a no volverme a ver, o eso quería pensar.


Una soleada tarde de primavera mientras estaba esperando a que llegara, la verdad es que no solía ser puntual, su chófer se acercó y me entregó una nota. Extrañado pensé que le habría surgido algún imprevisto pero al leerla me quedé congelado.

«Querido Luís,
Siento despedirme de esta manera pero creo que será mejor que no volvamos a vernos. Por favor, no me guardes rencor, no podría soportarlo.
Un abrazo. Cuídate.

Gala »
Leer desde el principio  Seguir leyendo
¡Si os gustó o no os gustó esta entrada no olvideis dejar vuestro comentario! Mil gracias por vuestra opinión

miércoles, 18 de febrero de 2015

Mis Lecturas: ¡Cógetelo!

Hola a todos, 

Esta semana quiero hablaros del último libro que me leí, ¡Cógetelo! de Sandra Parejo.


En esta novela nos cuenta la historia de Martina, una joven profesora de primaria enamorada de su trabajo. Con una trágica historia personal y tras la ruptura con su novio se muda a Barcelona, donde decide evitar tener contacto con los hombres y no volver a enamorarse. Con esta idea construye una vida tranquila en la que solo tienen cabida sus tres amigas (Angélica, Emma y Lucía), un camarero con el que comparte mutuamente sus penas (Carlos) y su sobrina Carla. Pero todo cambiará cuando el destino se empeñe en cruzar a Álvaro continuamente en su camino.
Él, un joven empresario de éxito, de mirada fría y cuerpo de escándalo va a convertirse en su sombra a raíz de un pequeño accidente. Lo que en principio es preocupación va poco a poco convirtiéndose en un interés más profundo. 



En mi opinión, se trata de una historia muy dinámica,  divertida y cercana que habla sobre una mujer de lo más normal. Como cualquier mujer joven, Martina, está llena de inseguridades y miedos que le impiden disfrutar de la vida. Sí, no lo neguéis, a todas nos pasa. De lectura sencilla, es una historia ideal para olvidarte todo y pasar un buen rato. Tengo que decir que al leer esta novela ha habido dos cosas que me han llamado la atención. La primera es la estructura ya que la autora nos cuenta en cada capítulo una semana. Y la segunda cosa que me llamó la atención es que la historia está redactada en presente. No es algo habitual o por lo menos yo no suelo verlo mucho. Pero si que he de reconocer que tiene un efecto envolvente, haciendo que te involucres más en la historia.
Resumiendo, es una lectura muy recomendable en la que las emociones están servidas.

Lupe.

¡Si os gustó o no os gustó esta entrada no olvideis dejar vuestro comentario! Mil gracias por vuestra opinión

domingo, 15 de febrero de 2015

Capítulo 5: Paseando por el Retiro

En aquel instante, en lo que menos creía era en la suerte, a pesar de que mi tía y mi prima intentarán hacerme ver que todo podía cambiar. Mi mente había entrado en estado de pánico y no lo entendía. Lo veía todo perdido, Gala se casaría con otro hombre y se alejaría de mi lado. Y si, por una remota casualidad esto no pasaba, lo más seguro es que yo no le gustara. Esto último hizo que mi prima, al decírselo, riera a carcajadas soltándome un sonoro «Pero, ¿cuánto hace que no te miras a un espejo» Molesto con ella salí de casa de mi tía.


Mientras caminaba hacia mi casa no dejaba de pensar en que seguramente Gala me despreciaría o se burlaría de mí en cuanto supiera de mis intenciones. Solo podía recordar la primera vez que nos vimos, el desprecio de su mirada, la mueca de asco de su boca y las duras palabras que pronunció.
En un intento de parar esta tortura, decidí dar un paseo por el Retiro. Aquel parque con su grandeza siempre me transmitía paz y sosiego. Algo que, en ese instante, me faltaba.
La suerte, la misma que yo pensaba que me había dado la espalda, quiso que durante mi paseo me cruzara con ella. Estaba sentada en un banco a la sombra de un Abedul, leyendo un libro tranquilamente. Me desconcertó verla sola, no era algo muy habitual en aquellos tiempos, y no pude evitar observarla como si fuera un gorrión escurridizo al que temes asustar. Estaba preciosa.
Por un instante dudé entre acercarme o dar la vuelta e irme. El corazón me pedía a gritos que aprovechara el momento mientras la cabeza me susurraba, «sigue andando, iluso» ¿Qué era lo más correcto?


Me pasé la mano por el pelo, no sabía qué hacer, pero desde luego quedarme allí plantado no era la mejor opción. «Plantado, como me dejó en la fiesta» pensé sin dejar de dudar. Cuando la volví a mirar la encontré observándome con una sonrisa en los labios. Los llevaba del mismo color que el día que nos conocimos, su sello de identidad. Dejó el libro que estaba leyendo en su regazo y dando unos suaves golpes sobre el banco me invito a sentarme a su lado. Yo, obediente como un buen niño, le hice caso y comencé a andar hacía donde estaba ella.
-Creo que es usted a la última persona que pensaba encontrarme-contestó divertida.
-Yo...me gusta pasear-balbuceé como un estúpido.
-Vaya, además de descarado le gusta pasear.
-Ehm, sí bueno, quería disculparme con usted por mi comportamiento del otro día. Fue inadec...
-No diga que no quería hacerlo, por favor. Va a conseguir ofenderme-me interrumpió divertida.
-No tampoco quería decir eso-contesté apurado.
-No, claro que no. Es usted demasiado correcto para ello, nunca ofendería a nadie con sus palabras, ¿verdad?
La miré sorprendido ¿de dónde había salido aquella mujer? ¿No era yo el descarado?
-Ah, no me mire con esa cara, es la verdad-rió-Me tengo que marchar, muchas gracias por su compañía. Suelo venir a leer algunas tardes, espero volver a verle.



Sin darme tiempo a decir nada, se levantó e inició su camino ¿Me acaba de indicar que le gustaría volver a verme? Sí, desde luego aquella deslenguada lo acababa de hacer. Sin pensarlo, dos veces eche andar por el mismo camino que ella había tomado, tenía que alcanzarla. Pero no llegué a tiempo, solo vi como su chófer cerraba la puerta del coche y se marchaban.

Leer desde el principio               Seguir leyendo
¡Si os gustó o no os gustó esta entrada no olvideis dejar vuestro comentario! Mil gracias por vuestra opinión

sábado, 14 de febrero de 2015

Del libro al cine: Cincuenta Sombras de Grey

¡¡Llegó el día!!

Desde que en 2011 viera la luz los primeros ejemplares de Cincuenta Sombras de Grey se puede decir que el estreno de la primera película de esta saga ha sido de lo más esperado.


Este fenómeno mundial sin precedentes en el campo de la novela erótico-romántica ha hecho que millones de mujeres despierten a la literatura de este tipo sin ningún tipo de pudor ni vergüenza.


Como nosotras no íbamos a ser menos, llevamos meses esperando ansiosas el estreno de esta película. Por lo que organizamos una noche de chicas, que nunca viene mal, y reservamos las entradas para el estreno. 


Nos hemos leído los libros, los hemos comentado, hemos soñado con ese hombre perfecto que es el prota, y que tan poco se parece a nuestras parejas, que todo hay que decirlo. No por nada, sino porque Grey es demasiado ideal...¡y mandón!

En fin, dejando este detalle a un lado, después de fantasear con aviones privados, tarjetas de crédito sin límite, camas llenas de rosas, esposas y látigos... Nos empezamos a plantear como podrían hacer una película a partir de este tipo de libro, que fuera apta para proyectar en los cines sin destrozar la historia. Estaba claro...sacando la tijera y recortando en sexo.


He de decir que se han pasado recortando. No sólo por la parte sexual sino también en la romántica.  Y aunque me ha gustado la película,  me hubiera encantado ver a una mujer con carácter. Tal y como se refleja en el libro.

Que una mujer sea tímida no quiere decir que sea tonta o que no sepa decir que no, o por lo menos que lo intente, como hace ella en el libro. Aunque acabe dejandose llevar por Christian y su mundo. En el libro la autora nos presenta a una mujer independiente, a la que no le gusta ni un pelo que la compren, muy real y que le apasiona la literatura. En la película la eche de menos, si os soy sincera. Un ejemplo claro de esto es cuando Grey le regala el coche. Ella en el libro se enfada, se enfrenta a él aunque acabe cediendo. En la peli parece que esta encantada...

Resumiendo, lejos de lo que se podría esperar de esta película, se quedó en una comedia romántica con escenas un poco subidas de tono.  Lo cual no ha estado a la altura del libro en el que se basa.

Lupe.
¡Si os gustó o no os gustó esta entrada no olvideis dejar vuestro comentario! Mil gracias por vuestra opinión

miércoles, 11 de febrero de 2015

Serie Cuatro Bodas: Álbum de boda

¡Buenos días a todos!
Hoy quiero hablaros de Álbum de boda el primer libro de la serie Cuatro Bodas escrito por Nora Roberts.

En esta tetralogía la autora nos presenta una serie de historias románticas, dinámicas y cargadas de sentido del humor. En ella, nos cuenta la vida de cuatro amigas, Mackensie, Parker, Emma y Laurel, que han sabido transformar su obsesión infantil por organizar bodas en un negocio de éxito llamado “Votos”.


En Álbum de boda nos cuenta la historia de Mackensie y Carter. Ella es una exitosa fotógrafa que descubrió su vocación un caluroso día de verano cuando cansada de jugar ´Al día de la boda´ fue designada como la encargada de hacer las fotos. Con una infancia marcada por el divorcio de sus padres, un padre ausente y una madre con una vida amorosa de lo más inestable, Mac, no cree en el amor ni en las relaciones estables. A medida que crece, la relación con su madre se transforma en una losa para ella. Ya que, la muy egoísta, utiliza el chantaje emocional para que su hija le pague los caprichos. Esto hace que cada vez que hablen, Mac, se sienta muy deprimida.
El destino quiere que un día Carter aparezca en su estudio en las circunstancias menos favorables, aunque de lo más divertidas para el lector. Este hombre, un par de años mayor que ella, formal, tranquilo, inseguro y muy inteligente le ofrece la estabilidad en la cual ella no cree y que tanto le aterroriza ¿conseguirá Mac superar sus miedos?


Esta novela que se lee fácil y rápido es perfecta tanto para desconectar después de un día estresante o pasar una amena tarde de domingo.
Tengo que confesar que para mí ha sido de lo más adictiva, en cuanto comencé no pude dejar de leer hasta el final. Me emocioné con los protagonistas, comprendí las dudas de Mac y, a las veces, me hubiera gustado poder decirle lo tonta que estaba siendo. En esta historia se habla de amor y amistad, ¿puede haber algo más cotidiano que eso?
Sin duda seguiré leyendo esta serie =D ¡Espero que el resto de libros me enganche tanto como este!
Un besito,

Lupe
¡Si os gustó o no os gustó esta entrada no olvideis dejar vuestro comentario! Mil gracias por vuestra opinión

lunes, 9 de febrero de 2015

Capítulo 4: El imprevisto

Dos días después de la fiesta, decidí hacer una visita a Juan Ruiz del Valle para contarle los sentimientos e intenciones que tenía acerca sobre su sobrina. Aunque me recibió con mucho cariño, nuestra reunión no pudo ir peor. Al conocer mis intenciones rechazó rotundamente mi propuesta. La razón que me dio fue que su sobrina estaba comprometida con un burgués catalán. Abatido por la noticia salí de aquella casa en dirección a la de mis tíos.


Al llegar a su casa me encontré con mi tía quien, como todas las tardes que hacía buen tiempo, paseaba ociosa por el jardín. Al ver mi semblante su rostro se tornó serio y sin esperar a que la saludara me habló:
-¿Qué te pasa querido? Pasa vamos a tomar algo y me cuentas.
-Una copa me vendrá bien-murmuré como respuesta.
Al entra en la sala el aroma a rosas hizo que mi dolor se hiciera más insoportable. Aquellas flores me recordaba el momento que había vivido era real y que mi amor nunca podría ser correspondido. Tan desmoralizado estaba que no repare que en un rincón de la habitación estaba mi prima bordando tranquilamente. Me senté en la primera silla que encontré y afloje la corbata que me rodeaba el cuello.
-¿Y bien?-reclamó mi tía ofreciéndome una copa.
-Vengo de hablar con Juan Ruiz del Valle, le conté lo que siento por Gala, su sobrina-dije notando como la angustia se agolpaba en mi garganta.
-¿Y?-insistió.
-Me ha rechazado.
-¿Te ha rechazado?-repitió sorprendida.
-Sí, me ha rechazado. Porque...
-¿En serio?-interrumpió enfadada
-Sí, en serio. Pero porque...
-¿Pero quién se cree que es? ¿A mi sobrino? Eso no se lo pienso permitir, niña ves a llamar a tu padre ¡esto es gravísimo!
En ese momento reparé en mi prima. Su rostro no escondía la sorpresa al escuchar lo que había contado pero ella de naturaleza más tranquila intentó razonar con su madre.
-Madre, antes de sacar la caballería deje que Luis se explique.
-¡Pero está en juego nuestro honor! ¿Cómo se le ocurre rechazarle?-Gritó mi tía fuera de sí.
-Tía, me rechazó porque su sobrina está prometida-expliqué intentando calmarla.
-¿Qué esta prometida? ¿Con quién?
-Con un burgués catalán según he oído, ¿no es así Luis?
-Sí, así es.
-¿Y te contó su tío la razón de que ella esté en Madrid y no en su casa?-preguntó sonriendo mi prima.
-No, pero no creo que sea motivo de alegría. Se va a casar, ¿sabes lo que es eso?
-Ay, Luis, no seas dramático que de amor no se muere nadie-dijo mi prima burlándose-. Según me han contado, ella está en Madrid porque se niega a casarse con su prometido.
-¿Que se niega?-por lo visto mi tía pensaba repetir todo lo que le íbamos contando.
-Se niega-repitió mi prima-. Por lo visto, se trata de una mujer de carácter, no dudo en dar un escándalo el día de su compromiso.
-No sé porque no me extraña-contesté frotándome la mejilla-. Pero no veo lo útil de esa historia ni lo que me puede ayudar.
-En mucho, hijo, en mucho-intervino mi tía-.De momento no demos nada por perdido. Aún podemos darle la vuelta.



No sé muy bien porque pero la conspiradora sonrisa que me ofreció mi tía hizo que me tranquilizara. Me bebí la copa que durante todo ese tiempo tuve en la mano mientras mi prima y ella hablaban sobre como hacer que Gala y yo coincidiéramos. Todo lo que decían parecía sencillo pero no pude evitar sentirme inseguro ¿Y si no le gustaba?

¡Si os gustó o no os gustó esta entrada no olvideis dejar vuestro comentario! Mil gracias por vuestra opinión

jueves, 5 de febrero de 2015

Mi lectura de los jueves

Hola a tod@s,

Para empezar me gustaría hablar sobre un blog que se llama palabras y sueños de Rosario Tey. En el podemos encontrar los diferentes proyectos de esta escritora junto con la promoción de su libro "Rindete, Carolina" Confieso que, aunque aún no he podido leerlo, me han hablado muy bien de el y, por ello, esta esperando pacientemente su turno en mi mesita de noche ¡¡En cuanto lo lea os cuento!!


Dejando esto de lado, lo que me lleva a escribir esta entrada es la historia con la que en este momento nos está haciendo disfrutar y que me tiene totalmente enganchada. Esta no es otra que "¡Estoy en apuros!" En la que nos cuenta la historia de Sara, una joven que cansada de la vida que su madre le marca decide tomar las riendas y ser libre. En su camino se va a cruzar con un atractivo policía que la ayudará y la volverá loca al mismo tiempo. Sin duda puedo asegurar que los líos, la diversión y el amor están servidos los jueves con cada entrega. 


¡Aquí os dejo el enlace por si os apetece disfrutar de esta ingeniosa historia!

Un abrazo,


Lupe
¡Si os gustó o no os gustó esta entrada no olvideis dejar vuestro comentario! Mil gracias por vuestra opinión

martes, 3 de febrero de 2015

Capítulo 3: Mi primer plantón en sociedad

Nunca pensé que un ser tan delicado podría tener un derechazo tan potente. Aquella misma tarde después de nuestro último encuentro, el camarero se presentó en mi oficina para contarme lo que había averiguado. Puedo dar fe de que el chismorreo en Madrid funciona a la perfección, ya que al pobre hombre le faltó decirme hasta la talla de zapato que calzaba la muchacha. Para mi sorpresa resultó que se trataba de la sobrina de unos buenos amigos de mi familia los Ruiz del Valle a la que yo no conocía porque desde que mis padres fallecieron no había vuelto a presentarme en ningún acto social.


Resuelto a enmendar el enorme error de no conocerla llamé a mi tía Belinda, la hermana de mi madre, quien sin dudarlo me ayudaría sin poner ningún tipo de pega. No conocía una persona a la que le gustara más los eventos sociales que a ella, tanto asistir como organizarlos. Cualquier fiesta en su casa se convertía en el mejor y más cotizado acto social de la temporada para desgracia de mi tío que era quien pagaba sus fiestas. Hacía demasiado tiempo que no sabía nada de ella, no es que la quisiera apartar de mi vida, pero se parecía tanto a mi madre que me dolía incluso oírle hablar.


Con nostalgia le pedí a la telefonista que me comunicara con la residencia de mis tíos y esperé pacientemente escuchar su voz. Después de las preguntas de cortesía le conté lo que me había dado cuenta de lo mucho que me había aislado y que empezaba a pensar que ya era hora de volver a la vida social. Su alegría ante aquella noticia se tradujo en una invitación para comer al día siguiente de la que no me pude escapar, ya que a la hora acordada, mi buena tía estaba como un clavo en la puerta de mi oficina dispuesta a arrastrarme al restaurante si era necesario. Mientras comíamos me confesó que estaba dispuesta a darme un azote en el caso de que intentara anular la cita. Divertido por aquella confesión, la que me hizo sentir como si tuviera cinco años, me decidí a contarle el motivo que me había llevado a llamarla. Le hablé de lo preciosa que me parecía aquella chica y de la forma en que me miraba. Ella me prometió que me ayudaría a conocerla.

Y vaya que lo cumplió, dos semanas más tarde, con motivo del compromiso de mi prima me presentó formalmente a Gala Ruiz del Valle Gomar. Ella estaba radiante con un vestido color rosa palo que realzaba su estrecha cintura, llevaba el pelo recogido en un sencillo moño y un precioso collar de perlas en el cuello. La sencillez de su atuendo, cuyo único adorno era un ramo de rosas negras y rosas en el pecho, junto con la elegancia que lo llevaba hacía que todos los invitados las tuvieran en el punto de mira. Las mujeres cuchicheaban envidiosas y los hombres en cambio con lujuria. Sin duda, era una belleza singular.


Después de la presentación, mi tía propicio que mantuviéramos una conversación junto a mi prima y su prometido para que nos conociéramos. En ella las chicas comenzaron a hablar amigablemente acerca de los preparativos de la boda. Mientras su prometido y yo conversamos acerca de política, economía y lo revuelta que estaban las cosas tanto en nuestro país como en el resto del mundo. Cuando llegó el turno de dar un paseo, mi bella acompañante enmudeció. Por más temas de conversación que le sacaba ella solo contestaba con silencio hasta que cansado de hablarle a los rosales decidí tomarle la mano. Aunque al principio tensa, dejo que siguiéramos paseando en silencio y juraría que pude ver una pequeña sonrisa en sus labios. O eso creí, así que me lance a robarle un beso. Antes de que mis labios rozaran los suyos mi linda niña me soltó un sonoro guantazo y mirándome a los ojos solo dijo:

-Eres un descarado.

Entonces sin más palabra se marchó, dejándome más plantado que los rosales de mi tía. Aquella muchacha era todo un carácter; había dejado plantado nada más y nada menos que a Luis Miguel Alarcón Miranda. Estaba seguro de que me iba a dar más de un dolor de cabeza pero sin duda me encantaba.

¡Si os gustó o no os gustó esta entrada no olvideis dejar vuestro comentario! Mil gracias por vuestra opinión